La Palabra de Dios

La Palabra de Dios en los servicios divinos tiene para nosotros una importancia primaria. Los fieles no esperan cualquier sermón preparado. Nosotros creemos, y lo experimentamos en los servicios divinos, que el Espíritu Santo se dirige directamente a los fieles como en los tiempos de Jesús. No debe ser la palabra de un hombre. Debe que ser la palabra de Dios. Dios puede revelarse a través de su Espíritu. Esto pasa en nuestros servicios divinos. Por eso los ministerios en la Iglesia Nueva Apostólica tampoco son teólogos, sino que son nombrados por los Apóstoles a su cargo.

Anterior | siguente…